El poder de decidir

By Julio 2, 2016Reflexiones

Cuando pienso en Puerto Aysén pienso en lo que fue y en lo que podría haber sido, dos caminos igualmente posibles, pero sólo uno real. Trato de imaginarme lo que hay detrás de la puerta número 2, esa que no fue. Me imagino a Amunche estacionada en la plaza, a nosotros dos tipeando en los computadores. Me imagino que luego de un rato, nos aburrimos del calor y salimos a dar una vuelta, quizás nos compramos un helado, quizás no. Me imagino que las ganas de movernos nos llevan a buscar un nuevo patio, quizás hasta avanzamos a la próxima ciudad y Puerto Aysén habría sido el recuerdo de un helado en la plaza.

Pero elegir la puerta número 1 en vez de la 2 fue una decisión que ni siquiera tome yo. La tomó Ada.

Mientras nosotros, estacionados en la plaza trabajábamos en nuestros computadores, la mano de Ada nos golpeó suavemente la ventana. Eso lo cambió todo. Se abrió la puerta 1.

Ada nos saludó y nos contó que nos seguía en instagram hace un tiempo y nos invitó al café de su pololo. Mientras Fernando nos atendía con chocolate caliente y café, Ada nos contaba la emoción que sintió al ver a Amunche ahí afuera, tan cerca y tan lejos al mismo tiempo. Conversamos del viaje y de las sincronías, de la fotografía y el café, de las aves y la literatura. Conversamos y conversamos hasta que llegó la hora de cerrar el local.

Decidimos continuar en Amunche y los chicos nos llevaron a uno de sus lugares favoritos. Subimos un cerrito cubierto de pasto desde donde podíamos ver todo Puerto Aysén, una vista hermosa para ver el atardecer, que en la puerta 2 no existe.

Lo que podría haber sido solo un helado en la plaza se transformó en 4 cervezas artesanales una noche, un asado a la siguiente y 4 amigos compartiendo, ayudándonos a derribar miedos, apoyándonos en nuestros sueños, incluso extrañándonos cuando llegó el tiempo de partir. Un golpecito en la ventana y dos días juntos nos hicieron despedirnos con lágrimas, agradecidos de la amistad, de esa oportunidad de encontrar tanto cariño al otro lado.

Déjanos tu comentario

comentarios :)

Leave a Reply