Preguntas Frecuentes

By Diciembre 8, 2015Consejos viajeros, Info útil

Luego de unos meses viajando ya podemos hablar de que contamos con “experiencia” para poder ayudar a otros a atreverse a vivir viajando. Por eso, recopilamos las preguntas más frecuentes que nos hacen durante el viaje con el objetivo de que puedan ayudarlos a lanzarse a la aventura. Esperamos que les sirva y cualquier otra pregunta, pueden dejarla en los comentarios y con gusto la respondemos.

Buenas Rutas!

#1. SOBRE LA KOMBI

¿Qué modelo y año es la kombi? ¿Por qué eligieron una kombi para viajar?

Nuestra kombi es una T2 brasilera de 1989. Se llama Amunche, que significa “viajero” en mapudungun, tiene 26 años, su velocidad promedio es de 75 km/h y da entre 9 y 10 kilómetros por litro de bencina. La elegimos por 3 razones.

  1. La Dani siempre había querido tener una, pero no confiaba mucho en los autos viejos. Jupa adora los autos viejos y fue él quién propuso la idea de la kombi.
  2. Para viajar necesitábamos un auto que tuviera espacio interior, que fuera mecánicamente simple y que estuviera dentro de nuestro presupuesto.
  3. La kombi tenía una ventaja enorme sobre todas las otras opciones que comparamos. Es un auto buena onda, llama la atención, y pertenece a una comunidad muy solidaria y participativa, tanto en Chile como en Sudamérica.

Si bien existen vehículos más amplios, más modernos, más rápidos y más eficientes la kombi es la primera llave que abre puertas, es la razón por la que la gente se nos acerca en primera instancia, es la culpable de las primeras conversaciones y eso no lo habríamos tenido en ningún otro auto.

¿Qué repuestos llevan? ¿Es difícil conseguir repuestos?

Llevamos todos los repuestos necesarios, incluso tenemos un compartimento dedicado exclusivamente para esto. Esta vendría siendo la lista:

  • Dos piolas de acelerador.
  • Dos piolas de embrague.
  • Dos correas de alternador.
  • Dos filtros de bencina.
  • Dos juegos de mangueras de bencina.
  • Un juego de bujías.
  • Un juego de cables de bujías.
  • Una bobina.
  • Aceite para motor.
  • Líquido de freno.

Y un montón de herramientas:

  • Cables para puentes.
  • Cables para circuitos eléctricos.
  • Juegos de desatornilladores.
  • Juego de chicharra y dados (uno grande y uno chico).
  • Dos caimanes.
  • Dos alicates.
  • Un barrote (para situaciones que requieran palanca).
  • Un feeler (para regular las válvulas del motor).
  • Limpia carburador.
  • Limpia contactos.
  • Un juego de llaves punta corona.
  • Un martillo de goma.
  • Un compresor de aire.
  • Un cargador de baterías.
  • Huincha de tiro.
  • Una gata.

Sí, son hartas cosas, pero todas son pequeñas así que no ocupan tanto espacio. De todas formas no es tan difícil conseguir repuestos, por lo menos no en las ciudades o pueblos grandes, ya que la kombi es compatible con repuestos de otros Volkswagen, como el escarabajo, Brasilia, etc. Son muy populares en toda Sudamérica (fueron construidas en Brasil, México y Argentina).

¿Cuántas veces se han quedado botados por una pana? ¿Cuáles son las panas más comunes? ¿Qué hacen cuando se quedan en pana?

Nunca hemos tenido una pana mecánica y eso que ya llevamos 11.000 kilómetros de viaje (Octubre, 2015). La única pana que tuvimos fue “la del tonto”. Nos quedamos sin bencina. Fue un caso único, porque habíamos calculado la distancia y llevábamos bencina para todo el tramo, pero estábamos en el altiplano por lo que no calculamos que la kombi gastaría más en altura. Nos quedamos en pana a 20 kilómetros de Colchane en el altiplano de la XV región. Estuvimos parados a orillas del camino por 4 horas y lo único que teníamos que hacer era esperar que alguien pasara y pedir ayuda. En esas horas, almorzamos, jugamos cartas y hasta hicimos un timelapse, hasta que llegaron unos chicos de Conaf que amablemente nos ayudaron y nos dieron la bencina necesaria para partir. Puedes leer toda la historia aquí.

¿Qué me recomiendan hacerle al vehículo antes de partir un viaje?

Todo depende si es que tu vehículo es nuevo o antiguo. En nuestro caso es antiguo, así que hablaremos desde nuestra experiencia. Cuando compramos la kombi el motor aparentemente estaba bien. Nosotros decidimos ajustar el motor completo ya que nuestro mecánico detectó desgaste en algunas de las piezas internas.

En nuestro caso, la kombi no contaba con encendido electrónico así que cambiamos el antiguo sistema (platinos y carbones) por uno electrónico. Eso aumenta la confiabilidad del motor considerablemente.

Nuestra kombi es refrigerada por aire por lo que sólo usa aceite (no tiene radiador, por lo que no usa agua). Por lo mismo tratamos de hacerle cambios de aceite cada 4.000 kilómetros. Para que tengan una idea, en un auto moderno se cambia entre 5.000 y 10.000 kilómetros. Es un cariñito necesario para prolongar la vida de Amunche.

¿Mandaron a hacer los muebles? ¿Cómo hicieron el interior?

Existen personas especializadas en adaptar los interiores de las kombis, pero en nuestro caso nosotros decidimos aprender a hacerlo. No somos carpinteros ni nada por el estilo pero aprendimos en el proceso.

Contamos el paso a paso aquí, o puedes vernos trabajando en este video.

¿Qué es lo que tienen en el techo?

Amunche a estas alturas ya parece un ekeko, pero lo que más llama la atención es esa placa rectangular que va sobre la parrilla. Esa placa son dos paneles solares que nos permiten ir trabajando en cualquier lugar. Fueron un auspicio de Tritec – Intervento y con ellos tenemos 800w.  El sistema cuenta con los dos paneles, baterías e inversor. La energía más hermosa del mundo, la del sol.

El sistema cuenta con:

  • 2 paneles solares de 250w c/u.
  • 2 baterías de ciclo profundo de 12v.
  • 1 inversor de 800w.
  • tapones.

Con esto tenemos energía suficiente  (en 220v) para conectar todos nuestros aparatos electrónicos:

  • 2 computadores (80w c/u)
  • 2 celulares (20w c/u)
  • 2 baterías de cámara (20w c/u)
  • 2 cargadores de pilas (15w c/u)
  • minipimer (300w)
  • secador de pelo chico (800w)
  • cooler (30w)

Con todo esto normalmente siempre tenemos más energía de la que ocupamos. Podemos estar trabajando todo el día y la noche con los computadores sin tener problema. Creemos que con este mismo sistema podrías abastecer a una casa, sin utilizar artefactos que generen calor, como un hervidor (gastan sobre los 2.000w) o una plancha, por ejemplo.

#2. SOBRE VIVIR VIAJANDO.

¿Cómo se financian?

El primer paso fue ahorrar. Ahorra, ahorra y ahorra lo que más puedas. Esto te permitirá partir el viaje sin preocupaciones y disfrutar tu proceso de adaptación a la ruta. Luego, como todo en esta vida, el dinero se va acabando por lo que es buena idea recurrir a la imaginación y a tus talentos.

En nuestro caso, ambos somos comunicadores audiovisuales. Antes de partir trabajábamos haciendo videos corporativos, páginas webs y sesiones fotográficas a empresas. Nos dimos cuenta que podíamos ir ofreciendo estos servicios a hoteles o restaurantes en la ruta y hasta el momento nos ha ido muy bien con este nuevo sistema. Somos oficialmente nómades digitales, esto significa que llevamos nuestra oficina con nosotros a donde vamos.

Por otra parte, en el viaje hemos conocido a muchas personas que han logrado financiarse de otras maneras. Algunos hacen artesanías, venden comida, otros se ofrecen como tour operadores o traductores, incluso, conocimos a una pareja de argentinos pulentos. Ella hace ropa (tiene la máquina de coser en la kombi) y él hace prótesis dentales, los conocimos en San Pedro y ahora ya van en Ecuador.

Así que si lo que quieres es viajar, te recomendamos que descubras que es lo que te gusta hacer y en que eres bueno, para poder ir ofreciendo tus talentos a donde vayas. Piensa que en la mayor cantidad de lugares necesitan lo que TU haces. Finalmente el mayor limitante, no es el dinero, es uno mismo.

¿Cuánto dinero se necesita para viajar?

Esta es una pregunta muy variable por lo que hablaremos de nuestra experiencia. Primero hay que partir diciendo que los grandes ítems de gastos en un viaje son Transporte, alojamiento y comida. Hemos conocido historias de una pareja de viajeros que viven con $2.500 pesos chilenos diarios (3.5 USD) – $75.000 pesos mensuales (112 USD). En este caso, ellos viajan en bicicleta y acampan la mayor parte del tiempo en lugares abiertos (no en campings establecidos), por lo que el único ítem en el que gastan es en comida. Aún no sabemos cómo lo hacen.

En nuestro caso eliminamos el ítem “alojamiento” porque dormimos en nuestra kombi. Al avanzar lento, el ítem de “transporte” no es tan abultado (como muchos pueden creer). En lo que más gastamos nosotros es en la “comida”.

Partiremos diciendo que nos gusta mucho la comida, por lo que cuando vamos a lugares nuevos nos gusta ir probando la cocina local. Para nosotros sería un crimen pasar por ciertos lugares y no probar nuevos platos, solo por ahorrar, sería como no haber conocido todo (Esta es nuestra opinión). También, muchas veces cuando nos reciben en hogares, colaboramos con comida o cerveza o lo que podamos, para agradecer la hospitalidad.

Dicho todo esto nosotros gastamos en promedio $10.000 pesos chilenos diarios (15 USD) lo que hacen un promedio mensual de $300.000 pesos chilenos (445 USD) contando la comida, salidas a comer, cervezas, bencina, peajes, remedios, teléfono, etc. Todo esto entre dos personas.

La mayoría de las veces cocinamos en la kombi, compramos comida en supermercados o en mercados locales para tener una alta variedad de alimentos. Comemos a lo menos una vez a la semana en algún restaurant pero tomamos esa salida como un lujo que al fin de cuentas, agradecemos mucho más que una salida normal.

Así que dicho esto, es posible que tú puedas vivir con mucho menos que nosotros y así prolongar más tu viaje.

¿Cómo lo hacen con el baño y la ducha? Y la ropa donde la lavan?

Como no tenemos baño en la kombi, tenemos que recurrir a baños de terceros. En las ciudades es fácil encontrar baños limpios en restaurantes o en centros comerciales. En pueblos más pequeños, recurrimos a los baños de postas, hospitales o municipalidades, y en lugares más apartados, siempre existen piedras o arbustos donde agacharse y liberarse.

El tema de la ducha es un poco más complejo. En las carreteras hay baños y duchas en centros de servicio (bencineras) o en áreas de descanso de las autopistas, pero no los hemos ocupado porque evitamos ir por carreteras. El tiempo máximo que hemos pasado sin ducha ha sido una semana. En ese tiempo, nos las arreglamos con toallitas húmedas, lavándonos por parte y lo decimos sin vergüenza. Yo aprendí a lavarme el pelo sentada en un piso, al aire libre, ocupando solo 3 tazas de agua tibia. También existen unas toallitas con jabón que se usan en los hospitales para lavar enfermos postrados. Untas una de las puntas en agua y genera una espuma con jabón que lava en seco y te deja fresco como una lechuga.

Con el tema de la ropa, la mayoría del tiempo nos encontramos con gente hermosa y buena onda que nos ofrece su lavadora. En otras ocasiones, hemos tenido que lavar la ropa a mano, pero cuando hacemos esto, siempre lo hacemos con la ropa interior, toda la otra puede esperar hasta encontrar una lavadora de un buen samaritano.

¿Qué cosas llevan? Cuanta ropa? Qué cosas no pueden faltar?

La kombi va llena de cosas, pero todo lo que llevamos lo usamos. Cuando nos damos cuenta de que hay cosas que no ocupamos, las vamos regalando en el camino. Nuestro inventario de ropa sería algo así:

Ropa (por cada uno):

  • 5 poleras manga corta.
  • 3 poleras manga largas.
  • 3 pantalones.
  • 3 polerones.
  • 1 chaqueta de pluma.
  • 1 cortaviento impermeable.
  • 2 pantalones cortos.
  • Trajes de baño.
  • 7 prendas de ropa interior (a excepción de los sostenes, solo 3).
  • Calzas o primera capa.
  • Zapatillas.
  • Bototos.
  • Chalas.
  • Cascos de bici y guantes.

Otras cosas que llevamos que nos solucionan la vida son:

  • Toallas de microfibra (se secan rápido y ocupan poco espacio).
  • Botiquín de remedios.
  • Botiquín de caídas. (parches y todo lo necesario para tratar heridas).
  • Minipimer (la ocupamos para hacernos jugos naturales y desayunar más sano).
  • Hamacas.
  • Cuerdas varias y pulpitos elásticos para agarrar todo bien a la parrilla.

¿En que se fijan para elegir un lugar donde estacionar?

Un poco antes de atardecer empezamos la búsqueda de un lugar donde pasar la noche, así con luz puedes analizar mejor el lugar donde te quieres quedar. Nosotros buscamos espacios abiertos. Nunca a orillas de un camino, porque es peligroso y porque no podrás dormir nada escuchando a los autos.

Nos hemos estacionado en plazas, en playas, en espacios abiertos en el campo, afuera de algún galpón, etc. Siempre tratamos de quedar resguardados de la misma calle. Siempre es mejor preguntar a alguien que veas si es que no hay problema con estacionarse ahí. Incluso de esa conversación puede salir una recomendación de un mejor lugar.

¿Es seguro? ¿Les ha pasado algo alguna vez?

Nunca nos ha pasado nada. Nunca dejamos la kombi sola en un lugar desprotegido, ni tampoco dejamos cosas llamativas a la vista. Las bicis están amarradas con candados ulock a la misma kombi. No sabemos si es suerte o si es que en verdad, Chile no es un lugar tan peligroso como nos hacen creer. Al contrario, el Chile que conocemos hasta el momento es un Chile amable, atento, solidario y hospitalario. Lo único que nos ha pasado es que nos vayamos de los lugares cargados de comida, huevos de campo, frutas, paltas o miel han sido algunos de los tantos regalos con los que hemos partido.

¿Cómo definieron la ruta? ¿Usan GPS o mapa?

No tenemos la ruta definida de ante mano. Hay lugares a los que queremos ir pero aparte de eso, vamos dejando que la ruta se vaya armando sola. Ocupamos un mapa de papel de Chile para las rutas y el GPS del celular cuando entramos a ciudades o pueblos y con eso ha sido más que suficiente.

#3. SOBRE VIAJAR EN PAREJA.

¿No se aburren de estar todo el día juntos?

Esta pregunta casi siempre se nos hace indirectamente. Viene después de una frase como “uff… yo no aguantaría al lado de mi pololo todo el día, menos encerrados en una kombi!” y luego el comentario… “yo no sé cómo lo hacen”. Esto nos causa gracia porque si es cierto que pasamos una etapa donde no aguantábamos estar todo el día juntos, pero eso fue incluso antes de estar viajando, incluso antes de ser pololos.

Lo cierto es que en el viaje hay poco tiempo para aburrirse del otro. Pasas parte del día manejando, otra parte planeando o trabajando, otra parte paseando y descubriendo, y lo que queda del tiempo es para regalonear viendo una película o leyendo un libro. No nos aburrimos del otro porque no vivimos en función del otro y ninguno deja de hacer lo que quiera hacer por causa del otro. Creo que esto se aplica tanto a parejas en viaje como a parejas en la vida normal.

¿Pelean mucho? ¿Qué puede generar conflicto?

Es normal tener problemas de pareja, pero no se si llamarlos peleas. Nos enojamos muy poco y tendemos a darnos cuenta rápido de que la estamos cagando. No es recomendable pasar mucho rato enojados o sentidos porque eso nunca ha servido para nada. Lo más importante para evitar estas situaciones es ser sincero con el otro, compartir tus preocupaciones, deseos, miedos o incluso actitudes del otro que te molestan.

Normalmente discutimos porque “yo lavé la loza ayer, pero yo hice el almuerzo hoy” o “dejaste la pasta de dientes en el suelo” o “de nuevo dejaste la ropa tirada en el asiento”. Para mantener la relación sana, es necesario mantener la kombi ordenada 😉

Déjanos tu comentario

comentarios :)

Join the discussion 7 Comments

  • roberto mejias stuven dijo:

    lindos!,harto que aprender de uds.besos

  • Pablo bertin dijo:

    Muy buen articulos chicos! Un abrazo!

  • Mônica dijo:

    Dani e Jupa, meu marido e eu admiramos muito vocês pela qualidade técnica dos seus vídeos, pela sensibilidade do tema que discutem e pela coragem que têm de experimentar uma vida incomum. Se fôssemos seus pais (de fato, nosso filho mais velho tem a idade de vocês), estaríamos orgulhosos.
    Esperamos ansiosamente por novos vídeos do Nosotros Los Viajeros. E se decidirem vir a Brasília (Brazil) algum dia, esperamos sua visita. Beijos

    • Dani dijo:

      Hola Monica!
      Muchas gracias por regalarnos tus palabras y apoyo 🙂 queremos ir a Brasilia en el próximo viaje! Espero nos veamos allá.
      Besos!

  • Heiler Eduardo Maciel dijo:

    Muy inspirador chicos, sigan adelante! Un abrazo

  • francisco dijo:

    hola amigos somos una pareja de Venezuela y queremos comenzar la aventura de viajar. contamos con una camioneta daewoo damas y muchas ganas de comenzar la aventura. hemos leido su post y esta fenomenal. que nos pueden recomendar para comenzar…

    • Dani dijo:

      Hola Francisco!
      Como recomendación, solo decirles que tengan paciencia y no se desanimen si en el proceso de preparación aparecen problemas o obstáculos… son parte del proceso y harán que se valore mucho más el esfuerzo por seguir este lindo sueño.
      Un abrazo!

Leave a Reply