Roadtrip por la Araucanía (I Parte)

Escuchamos por primera vez los nombres “Alline y Mika” cuando estábamos llegando a Chillán. Juan, nuestro kombi-amigo de Antofagasta los había recibido en su casa. “Van camino al sur, deberían juntarse” nos dice por teléfono y le decimos que sí, que nos avise cuando pasen Chillán. De ese punto a esta parte habían pasado dos semanas, nosotros estábamos recién saliendo de Concepción cuando Juan nos avisa “que ya pasaron Chillán, que van por Los Ángeles, donde están ustedes? Eeeh, nosotros aquí recién en Concepción.

Decidimos llamarlos, ver si era posible coincidir las rutas o si es que solo nos mandaríamos un saludo de buen viaje por el teléfono. En un español entre cortado, quedamos de juntarnos al día siguiente a la “hora de almuerzo” en  Victoria, un pueblo en la ruta 5 que para ellos estaba a una distancia de 80 kilómetros por carretera y para nosotros, a 280 kilómetros por la ruta que habíamos planeado conocer. Esto significaba que  para reunirnos, tendríamos que pasar de largo varios lugares que teníamos ganas de conocer, pero como las ganas de compartir la ruta eran más grandes, había que sacrificar un poco.

De Concepción recorrimos la costa pasamos de largo Coronel, paramos en la farmacia de Lota y nos detuvimos en Laraquete con la misión de encontrar piedra cruz. La piedra Cruz es fruto de una “falla geológica” donde dos materiales se fundieron generando diseños de cruz de malta en piedras de ríos de solo dos lugares en el mundo, uno en España y el segundo aquí en Laraquete. Siguiendo unos cartelitos llegamos al taller de Luis, el primero en trabajar la piedra cruz en artesanías en Laraquete. Nos cuenta que un día se estaba bañando en el río y cerca de él encuentra a una bella dama tomando sol a orillas del río y flechado inmediatamente se pone a buscar algo que regalarle para entablar una conversación. Metiendo las manos en el agua encuentra una piedra con forma de corazón y un diseño interior de cruz. La limó con lo que encontró y la timidez lo frenó a entregársela, hasta que escuchó una voz masculina en su mente diciendo “regálasela, regálasela, regálasela”. Esa voz fue la que lo inspiró a continuar su trabajo como artesano.

Luis nos explicó cómo llegar al río donde con paciencia, podíamos encontrar piedra cruz. Jupa se encaminó al río con toda la fe de que encontraría, yo más escéptica, “no debe ser tan fácil” pensaba. El tiempo le dio la razón a Jupa y luego de una hora ya teníamos varias de las famosas piedritas en nuestras manos. Jupa se sentía como un minero pronto a transformarse en artesano. No nos da el tiempo para hacer almuerzo, así que armamos una sándwich rápidos y seguimos el viaje rumbo a Victoria.

Avanzamos rápido por tierras araucanas y todo está tranquilo. Avanzamos felices, con las piedras nuevas en el tablero, disfrutando de los paisajes, del tiempo pasando, agradeciendo las decisiones que nos traen acá. Pasamos Curanilahue y Cañete hasta llegar al lago Lanalhue. En una parada de camiones paramos a preguntar si podemos pasar la noche ahí, pero el dueño del terreno nos aconseja que entremos y sigamos el camino a orilla de lago. Estacionamos en un lugar que no podríamos haber imaginado. A orillas de lago, sobre un pasto verde saturado, estamos solos, nosotros y el paisaje, compartiendo la vista con loicas, runrún, cisnes de cuello negro, golondrinas chilenas y huillines, una especie de nutria chilena que esta noche será nuestra vecina.

Amanece y con el sol, Jupa se levanta a fotografiar a los vecinos. Yo me levanto un poco más tarde a hacer el desayuno y a prepararnos para seguir. Pasamos Contulmo, Purén y Los Sauces. Cruzamos campos amarillos de raps o nabos, subimos y bajamos praderas, esquivamos vacas y bueyes en el camino, avanzando rápido hasta llegar a las dos de la tarde a Victoria. Lo logramos!

En la calle Cochrane encontramos a Kombito estacionado detrás de la línea del tren y ahí dentro a Alline y Mika, nuestros nuevos compañeros de viaje.

Continúa leyendo la II Parte de Roadtrip por la Araucanía aquí.

Déjanos tu comentario

comentarios :)

Leave a Reply