Un día a la vez

By Junio 10, 2017Un día a la vez

Ayer, mientras estábamos atrapados en un taco camino a la casa de mis papás, nos pusimos a escuchar una entrevista que Marie Forleo le hacía a Seth Godin. El video lleva el título “The Truth About Your Calling” (La verdad sobre tu llamado o propósito).  Si tienen media hora libre pueden verla acá.

En la entrevista Seth habla de que no existe un propósito específico para cada uno y que básicamente, muchos ocupamos la búsqueda de nuestro “llamado” como excusa para no hacer nada. Nos escudamos en la idea de que “como aún no encuentro mi propósito, está bien que no esté haciendo nada, ya llegará”.

Sus palabras me pegaron una cachetada de realidad. Hace más de una año que volvimos de nuestro viaje en kombi y durante este tiempo han pasado muuuchas cosas, la vida no se ha detenido, pero creo que yo sí. Cuando volví del viaje pensaba que tenía claro de que desde ese día en adelante, mi propósito era inspirar a otras personas a seguir sus sueños y lo haría desde mi propia experiencia. Pero si creo que mi sueño es vivir de viaje, como hacerlo mientras estoy estática en un lugar? Esto hizo que según yo, perdiera la autoridad ha hablar del tema. Cómo hablar de viajes si es que yo no estoy viajando?  Y en realidad ese es el tema. Yo no quiero hablar solo de viajes externos. A mi me motivan los viajes internos, los procesos que nos llevan a quebrar los moldes, salir de nuestras rutinas y cumplir nuestros sueños más íntimos. Sea viajar por el mundo en kombi, sea decorar tu propia casa, sea estudiar algo que pensabas estaba fuera de tu alcance.

Y el mismo Seth fue el que me dio la idea que me motiva a escribir hoy. Seth cuenta de que hace más de 10 años decidió que escribiría una reflexión sobre lo que sea, diariamente en su blog. Esto lo obligaba a estar el día atento a situaciones, reflexiones, o personas de las que pudiera inspirarse para escribir algo y subirlo a su blog. La obligación de hacerlo, el compromiso que tomó consigo mismo, lo mantenía alerta. Lo mantenía despierto.

Y eso es lo que quiero. Quiero estar despierta de la misma manera que el viaje me despertó y si en el proceso, puedo ayudar a otros a motivarse a seguir sus propios caminos, entonces todo tiene sentido.

El viaje por el que nos conocen se terminó hace más de un año, pero nunca me ha abandonado. Ese viaje abrió puertas, me sacudió, me despertó, me hizo crecer y simplificar mi manera de ver la vida. Los viajes siguen siendo parte de nuestros proyectos y sueños, pero ahora tampoco son lo más importante. Ya no necesito irme lejos para sentirme feliz, plena y agradecida. Y de eso, hay mucho que decir.

Un día a la vez.

Déjanos tu comentario

comentarios :)

Leave a Reply